¿Cómo mejorar tu estado de ánimo en apenas unos minutos?

Estar de malas todo el tiempo o vivir estresado no es normal. Y aunque habría que indagar en las causas directas de estos estados emocionales, por ahora pondremos el foco en mejorar tu estado de ánimo en apenas unos minutos.

No es magia, es que podemos desatar la producción de las llamadas hormonas de la felicidad: endorfina, serotonina, dopamina y oxitocina. Cada neurotransmisor cumple su función y se apaga.

La buena noticia es que hay formas simples de activar el cuarto de la felicidad. Son sustancias naturales sintetizadas por el cerebro que actúan como suelen hacerlo los opiáceos, pero sin los efectos secundarios que acarrean este tipo de drogas. Pueden mejorar tu estado de ánimo en minutos y, a veces, en segundos.

¿Cómo levantar tu estado de ánimo “de volada”?

Echarle ganas no es suficiente para salir adelante, hay incertidumbre y desafíos que nos ponen en jaque. Y aunque hay algunos fármacos que promueven un aumento en la producción de las hormonas de la felicidad, hay también algunas acciones prácticas para conseguirlo de forma natural:

  • Finge hasta que lo consigas. La expresión en inglés fake it until you make it confirma la teoría (junto a cientos de estudios científicos) de que forzar la sonrisa, sin caer en el falso positivismo, podría reducir el estrés, estimular el sistema inmune y cambiar tu estado de ánimo en muy poco tiempo.
  • Abraza un árbol. Según investigaciones citadas en el libro de Matthew Silverstone, Blinded by Science, el aire de los bosques contiene grandes cantidades de iones negativos de oxígeno que ayudan a estimular los procesos vitales. A través de las “vitaminas del aire”, puedes sentirte mejor en minutos.
  • Aspira aceite esencial de lavanda. Oler linalool, un compuesto químico presente en la lavanda, actúa en la misma parte del cerebro que un fármaco para la ansiedad. Se dice que su potencia es similar a la del famoso Valium para cambiar el estado de ánimo.
  • Baila. El movimiento y la música estimulan la producción de endorfinas. El efecto es inmediato, pero el hábito trae consigo mejores resultados. Estudios de la Universidad de Örebro, en Suiza, sugieren que puede aliviar desde dolores de cabeza hasta síntomas de la depresión.
  • Canta. Son muchos los estudios que revelan que, tan solo unos minutos después de cantar, los niveles de cortisol, la hormona del estrés, caen rápidamente. Se propicia también la producción de dopamina, el neurotransmisor del placer y, por supuesto, impacta positivamente en el estado de ánimo.

Estas pequeñas acciones generan grandes cambios cuando se convierten en hábitos. La felicidad sí está en tus manos y puedes crearla on demand.

Te podría interesar

Share This