Meditar en lugar de castigar: Beneficios para los niños.

Meditar no es solo para iluminados. En la escuela primaria Robert W. Coleman, de Baltimore, Estados Unidos, meditar en lugar de castigar ha resuelto muchos problemas escolares.

La meditación no es cosa de hippies, esta práctica ya está al alcance de todos (antes también, pero no lo sabíamos). Y es que, mediante tecnologías como la resonancia magnética, se han descubierto sus múltiples beneficios para la salud. Meditar en lugar de castigar puede ser todo lo que padres y profesores necesitan para mejorar la relación que tienen con los pequeños.

Se habla de la meditación como medicina preventiva y con justa razón, pues mejora la memoria, alivia el estrés, desarrolla la empatía, incluso, reduce la tensión en el corazón. Claro que es una gran alternativa para el alivio del dolor en adultos, pero tienes efectos particularmente interesantes en los más pequeños.

Richard Davidson, director del Laboratorio Waisman de Imágenes Cerebrales y Conducta, promueve un tipo de meditación conocida como de atención plena (el famoso mindfulness), es dirigida a niños y adolescentes con el objetivo de elevar su bienestar integral y sus habilidades sociales. Su propuesta es meditar en lugar de castigar.

Y para muestra, la escuela Robert W. Coleman, en Baltimore, Estados Unidos. Ahí, si un niño se porta “mal” (si infringe el reglamento) durante la clase, es enviado a la Sala del Momento Consciente para concentrarse en su respiración y reflexionar sobre sus actos. Sí, funciona.

El efecto que la meditación ha tenido en la convivencia y clima escolar de esta primaria es contundente. Se redujo dramáticamente la tasa de suspensiones. La neurociencia afirma que meditar en lugar de castigar puede tener un impacto significativo para la cognición cuando el cerebro apenas está desarrollándose.

Por supuesto, también es una muy buena idea fomentar la meditación de los niños en casa, lo mismo al empezar el día que en medio de una jornada de educación a distancia. Deja de discutir para que estudien, mejor ayúdate de las técnicas de crianza positiva.

Meditar en lugar de castigar, ayuda a los niños a conectar con el presente, a tranquilizarse y, además, mejora sus habilidades sociales. Se convierten en adultos con una mejor gestión emocional.

La meditación es útil en todo momento de la vida, pero el impacto que el ejercicio temprano de técnicas de meditación tiene en los individuos y las sociedades es tal que puede resultar de gran ayuda para resolver esos grandes problemas que nos enferman y nos dividen.

Te podría interesar

This error message is only visible to WordPress admins

Error: No connected account.

Please go to the Instagram Feed settings page to connect an account.

Share This