Infidelidad en cuarentena: ¿las parejas se engañan más?

El encierro puede ser abrumador para todo tipo de relación y parece ser la razón por la que muchos vuelven a casa “oliendo a leña de otro hogar”: ¿se ha disparado la infidelidad en plena cuarentena?

Para empezar, quiero dejar bien claro que no estoy justificando este tipo de decisiones, pero quién soy yo para juzgar. Vamos a los hechos. Hablemos de infidelidad en uno de los momentos más complejos de la historia (de nuestra historia).

El portal para buscar pareja, Second Love, reveló que 8 de cada 10 personas (de entre sus usuarios) reconocen que durante la cuarentena aumentó su deseo de cometer una infidelidad. Sí, por supuesto hablamos de personas que no creen en la monogamia.

Sumemos datos. Lasting, una aplicación para cuidar de las relaciones matrimoniales, encuestó a sus clientes y concluyó que las parejas casadas y comprometidas están peleando más en cuarentena, razón por la cual, muchos, cometen una infidelidad.

Se trata de escenas atípicas en las que la convivencia, más que disfrute, termina convirtiéndose en un verdadero calvario. Ahora sí hay tiempo para compartir, lo que no hay es tiempo de calidad.

Lasting, afirma que el 18% de las parejas encuestadas se mostraron satisfechas con la comunicación que tienen con esa persona especial y, como seguro ya te imaginas, la mayor fuente de conflicto fue la frecuencia con la que tuvieron relaciones sexuales.

Los números de algunos países del mundo, España, por ejemplo, muestran un aumento significativo en el número de registros en plataformas de citas, particularmente en el caso de parejas casadas. La infidelidad está creciendo.

Ahora bien, quizá se trate, en muchos casos, “solo” de algunas formas de coqueteo y sexting porque, de cualquier manera, el virus sigue suelto. Sin embargo, no podemos perder de vista que hasta las llamadas “microinfidelidades” no dejan de ser formas de engaño.

La psicóloga Lara González, sugiere los siguientes como casos de infidelidad: física, virtual, sexual, emocional, por venganza, por olvidar al ex y, por supuesto, las microinfidelidades (esos deseos culposos de los que casi nunca hablamos). Al fin y al cabo, estamos en medio de dos (o más) relaciones.

Hay mucho que preguntarnos, ¿nuestra relación ya estaba rota? ¿o no supimos cómo gestionar nuestras emociones en medio de la pandemia?  

Te podría interesar

This error message is only visible to WordPress admins

Error: No connected account.

Please go to the Instagram Feed settings page to connect an account.

Share This