La depresión se puede prevenir: cómo hacerlo.

La depresión es una enfermedad que no distingue edad, condición o clase social. Sin embargo, una serie de hábitos podrían alejarnos de este y otros trastornos el estado de ánimo.

La depresión es un trastorno del estado anímico que se caracteriza por sentimientos de tristeza, pérdida, ira o frustración y que, sin duda, interfieren con la vida cotidiana. Es una condición que se apodera de nosotros por semanas, meses o años.

Es una enfermedad en toda la extensión de la palabra. Es importante no confundir este padecimiento con algunos comportamientos de introversión o seriedad, hay cuestiones que se relacionan únicamente y exclusivamente con una forma particular de ser.

Algunas personas tienen a ser sumamente pasivas o, por el contrario, irritables pero esto no es necesariamente signo de depresión, sobre todo cuando estas conductas se presentan de vez en cuando.

Sentirse melancólico o preocupado por alguna pérdida en particular o porque atravesamos una crisis es completamente natural, sin embargo, no quiere decir que se sufra un trastorno depresivo. Este es un diagnóstico que solo puede hacer un profesional de la salud mental.

Signos y síntomas de la depresión

  • Pérdida de interés. Sobre todo, cuando notas que has dejado de hacer cosas que antes disfrutabas. Ahora no tienes la menor intención de hacerte un espacio para ello.
  • Falta de esperanza. No tienes objetivos en mente, el futuro luce completamente desolador. Nada te anima. Nada te ilusiona.
  • Insomnio o somnolencia. Es mucho más que pasar una noche en vela. Llevas días sin poder conciliar el sueño o durmiendo demasiado. Estás cansado todo el tiempo.
  • Variaciones de peso. Puede tratarse de depresión cuando pierdes el apetito o estás comiendo mucho más que antes y, en consecuencia, tu peso cambia constantemente. Quizá también se abuse del alcohol y otras drogas.
  • Sentimiento de culpabilidad. Este también es un clásico. Te sientes culpable por lo que haces pero también por lo que no. Aún cuando nada tenga que ver contigo.
  • Sentimiento de inutilidad. La baja autoestima tiene que ver con un juicio poco objetivo de nosotros mismos. Nos sentimos completamente prescindibles.
  • Pensamientos de muerte o suicidio. Este quizá es uno de los temas más complejos a tratar cuando hablamos de salud mental, pero normalizarlos puede salvar muchas vidas.

Posibles causas de depresión

Sus causas puede relacionarse a cuestiones genéticas, a una forma particular de ser (y lo que aprendimos a lo largo de la vida) y a una compleja interacción con el entorno, también puede tratarse de un suceso traumático mal gestionado.

Así mismo, algunos traumas no resueltos pueden traer consigo un trastorno depresivo. Puede ser que seas o no consciente de ellos, por eso la importancia de tratarlos con un profesional de la salud mental.

Pero también suelen encontrarse entre las causas de la depresión enfermedades como el Parkinson, variadas alteraciones en los neurotransmisores cerebrales y, por supuesto, un trastorno posparto.

La depresión en hombres y mujeres

Hay factores biológicos, de ciclo de vida y hormonales que suelen relacionarse con una mayor incidencia de depresión en mujeres. Suelen presentar, primero, síntomas “meramente” emocionales.

Los hombres, por su parte, suelen experimentar más bien los signos de tipo físico, por ejemplo, cansancio e insomnio. La más grande diferencia entre los casos de hombres y mujeres es que los primeros casi nunca buscan ayuda.

¿La depresión duele?

Sí, muchas veces. Y no solo en términos metafóricos, la depresión puede manifestarse con dolores de cabeza, calambres constantes y problemas digestivos, todo esto aunado a los síntomas antes descritos.

Depresión en México

Según estadísticas presentadas por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), en nuestro país 15 de cada 100 habitantes sufre depresión. Razón por la que es importantísimo que abramos la conversación al respecto.

Además, los afectados pueden vivir hasta 15 años sin saber que padecen esta enfermedad. Y, dado que no discrimina por edad, es importante atender tanto a niños como adolescentes y adultos. Todos estamos expuestos.

¿La depresión se puede prevenir?

Sí. Si ahora mismo estás desanimado o muy preocupado, es momento de tomar cartas en el asunto. Aquí algunos consejos:

  • Habla de tus sentimientos. Es la mejor manera de que evitar que ciertas emociones se conviertan en estados emocionales. Seguro que tu familia y amigos estarán dispuestos a escucharte.
  • Haz ejercicio con regularidad. Mantendrás a tu mente y cuerpo en el mejor estado posible. Si no tienes ganas de seguir una rutina de cardio o similar, solo sal a caminar por algunos minutos.
  • Evita la ingesta de alcohol y otras drogas. No importa si se trata de drogas lícitas o ilícitas, pueden empeorar los síntomas de depresión. Evita también bebidas estimulantes como café y otros energetizantes.
  • No te aísles. Aún si no tienes ganas de hablar con alguien, haz un esfuerzo y escribe a tu círculo de confianza, mejor aún si buscas ayuda profesional y empiezas a conversar con un psicólogo.
  • Come sanamente. Una dieta rica en vitaminas, antioxidantes y ácidos grasos esenciales puede serte de gran utilidad para evitar una depresión. El chocolate (con alto porcentaje de cacao), las nueces y el salmón son algunas de tus opciones.
  • Vive tu duelo. No importa si perdiste “solo” un trabajo o a un ser querido, date el tiempo necesario para llorar y sanar. De lo contrario, acaban provocando problemas y traumas que complican tu estilo de vida.

¿Y si ya fui diagnosticado con depresión?

Seguramente tu psicólogo o psiquiatra te hizo saber que estamos hablando de una enfermedad que se puede tratar. El primero paso es aceptarla y ser paciente con cada una de las etapas del proceso que estás viviendo.

No hay una sola forma de hacer frente a los síntomas de la depresión, tampoco hay un tiempo definido para superarla. La gestión emocional (de la mano de algunas medicamentos y terapias) es algo que se aprende y ejercita todos los días.

Puedes tener una vida satisfactoria con un diagnóstico de este tipo. Familiarízate con el concepto y la vasta información que hay a su alrededor. Habla de tu trastorno, te sentirás mejor y, quizá, también ayudes a alguien más.

Te podría interesar

This error message is only visible to WordPress admins

Error: No connected account.

Please go to the Instagram Feed settings page to connect an account.

Share This