JOMO: Joy Of Missing Out. La tendencia que todos deberíamos probar

Es lunes es uno de los días más movidos en redes sociales, hay quienes suben stories desde que abren los ojos, otros comparten su malestar en medio del tráfico matutino y algunos más presumen el café que les costó media jornada laboral. Todos son (somos) adictos a estar conectados. A todos les sobra FOMO y les falta JOMO.

FOMO, por sus siglas en inglés, Fear Of Missing Out, el miedo a perderse algo, ha evolucionado al concepto de JOMO, Joy Of Missing Out, o el placer de alejarse del mundo digital. Disfrutar de lo que haces en cada momento sin estar pendiente de lo que hacen los demás es posible.

Depresión, ansiedad, insomnio y aislamiento social son solo algunas de las consecuencias del uso indiscriminado de Facebook, Instagram y la red social que se te venga a la mente. Por supuesto que tenemos que detenernos.

Pero ni Internet es malo ni las redes son el anuncio del Apocalipsis, la dosis hace el veneno. Los estándares de belleza y estilo de vida de las redes sociales son no solo inalcanzables, también suelen ser falsos. Así que vivir menos en Facebook y más face to face nos caería muy bien. Entrarle a la tendencia JOMO es urgente.

Y es que según una encuesta realizada por Motorola, la famosa firma de electrónica y comunicaciones, “9 de cada 10 adolescentes mexicanos revisan el celular tan seguido que nada cambió desde la última vez que lo vieron”. Así de graves están las cosas.

JOMO es hacer lo que quieres y no lo que debes, es alejarte de las tendencias que dictan personas a las que ni siquiera conoces. Es decir, puede significar quedarte en casa viendo Netflix, pasear a tu perro o pasar una noche de chicas, pero lejos del celular.

No te estoy proponiendo que te desconectes 24/7, estoy consciente de que es casi imposible, pero seguro puedes destinar un día a la semana para comprobar por qué todos hablan de los beneficios del placer de perderse las cosas.

Limita el uso del celular cuando comes y, por educación (¡por favor!), cuando estés frente a otra persona. La primera vez puede ser hasta en ansiedad severa (sin exagerar), pero la práctica hace al maestro. JOMO es salud.

Te podría interesar

Share This