Hygge: la práctica que podría hacerte muy feliz.

Hygge es un término danés difícil de explicar. Se trata de un estilo de vida que, dicen, hace a los daneses felices. Algo tenemos que aprender de ellos.

Hygge se pronuncia “hu-ga” y, según BBC News, puede traducirse como “lo acogedor”. No es un concepto nuevo y, sin embargo, hoy cobra más relevancia que nunca.

Es el calor del hogar, los sabores de la comida de las madres y las abuelas. Es el goce y el placer. Compartir con quienes más queremos o quedarnos en la cama calientitos y sin remordimiento. Por cierto ¿cuándo fue la última vez que lo hiciste?

Dinamarca es, según una red de investigación respaldada por las Naciones Unidas, el segundo país más feliz del mundo, solo por detrás de Finlandia. Y hygge es una palabra danesa, así que algo deben saber los daneses de la (buena) vida.

El invierno en aquel país escandinavo tiende a ser helado y nieva con frecuencia, claro que han aprendido a quedarse en casa una buena temporada. Esta práctica parece ser justo la que el mundo necesita adoptar en esta cuarentena.

“Si no puedes ir afuera, ve hacia adentro” es una de las frases que más hemos escuchado desde que supimos que el nuevo coronavirus se iba a instalar en nuestras vidas por largo rato. Y es que tenemos dos casas: la que está delimitada por cuatro paredes y nuestro cuerpo, hacer hygge es un buen primer paso para verdaderamente habitarlas.

Qué tal crear espacios que te ayuden a estar en paz y relajado. Si vamos a permanecer aislados, vale la pena que empecemos a disfrutar cada espacio de ese al que llamamos “hogar”. Aquí van algunos de mis consejos:

Plantas. Sí, ya sé que suena muy millennial, pero tiene todo el sentido, pues purifican el aire, mejoran tu estado de ánimo e, incluso, absorben los malos olores. A veces, todo lo que falta para que el lugar en el que vivimos (o trabajamos) nos resulte atractivo es un elemento que nos conecte con la naturaleza una y otra vez. Eso es hygge: disfrutar en casa.

Deja que corra el aire. No te encierres, abrir las ventanas puede favorecer tu bienestar, facilitar el sueño y hasta mejorar la concentración. Por cierto, tus plantas te lo van a agradecer mucho.

Burbuja social. Es un término que está ganando popularidad en Nueva Zelanda como parte de esta nueva normalidad. Es el contacto exclusivo con ciertas personas (que no pueden formar parte de otra burbuja) para minimizar el impacto del aislamiento. Compartes tu hogar de forma muy selectiva, pero muy cálida.

Es tiempo de hacer hygge, la pandemia y el clima lo ameritan.  

Te podría interesar

Share This